sábado, 28 de octubre de 2017

De nuevo en Santillana.

Esta mañana hemos vuelto al embalse de Santillana en Manzanares el Real. La sequía hace que el agua cada vez esté más retirada. Las rocas que quedan al descubierto las utilizan ahora como posadero algunas tarabillas comunes. Somormujos y zampullines comunes no faltan en esta época. Buen número de tarros canelos (32), aunque hace un par de semanas llegamos a contar una cifra de al menos 80. Acompañándolos, un par de gansos del Nilo. Ambas especies exóticas y asilvestradas. Junto a los ánades reales y ánades frisos, aumenta el número de fochas y hemos visto los primeros porrones comunes. 3 machos juntos entre el resto de acuáticas.
Porrón común (Aythya ferina)
Las invernantes comienzan a llegar. Además de un grupo de 21 grullas posadas en una isla que se ha formado por el bajo nivel de agua, también hemos podido disfrutar de los primeros silbones europeos. Concretamente hemos visto 3 machos.

Silbón europeo (Anas penelope)
Los rayos del sol empezaban a calentar el ambiente y en el suelo, además de grupos de bisbitas pratenses y lavanderas blancas, nos sorprendió encontrar un grupo de 9 abubillas que se alimentaban incesantemente.

Abubilla (Upupa epops)
Ya hemos visto alguna cerceta común, pero los que ya se ven en muy buen número son los patos cuchara. Cerquita nos ha pasado este bandito en vuelo, donde se pueden apreciar las diferencias de plumaje entre los machos y las hembras, aunque en breve, los machos comenzarán a desprenderse de su colorido primaveral para pasar a un plumaje de eclipse más parecido al de las hembras.

Pato cuchara (Anas clypeata)
Varias cornejas lanzan su reclamo desde una encina. A la vez, por encima, pasa un grupo nutrido de grajillas, y entre los milanos reales que también nos sobrevuelan, descubrimos a uno que porta marcas alares. Después de varias fotos, logramos tener la lectura que en breve tramitaremos para saber su historial.
45 avefrías se diseminan por la orilla contraria y enfrente nuestro vemos a un único chorlitejo grande.

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)
Cormoranes y garzas reales pasan volando. En el agua, una garceta grande se alimenta, y hacen lo propio 3-4 garcetas comunes. De la orilla, salen emitiendo su reclamo y poniéndo al descubierto su obispillo blanco, cuatro andarríos grande. Cerca, bien camuflada con su plumaje marrón, una agachadiza común cree haber pasado inadvertida a nuestros prismáticos.

Agachadiza común (Gallinago gallinago)
Después de cuatro horas, terminamos nuestro recorrido con otra gran jornada de pajareo, con un calor nada natural para esta época.

8 comentarios:

Eladio L. García de la Morena dijo...

Qué buen día de pajareo. A ver si el milano es uno de los que marcamos en Soria....

ANAPRI dijo...

Lo voy a tramitar ahora. SP
J4
En negro sobre amarillo

Eladio L. García de la Morena dijo...

Buenos días, las nuestras eran negras sobre blanco, pero le preguntaré a Javier de la Puente, pues esas son como las que ponían ellos. Por cierto, recientemente encontraron uno de nuestros milanos invernantes en Soria en una localidad de Alemania, a 1700 km de distancia!
Os cuento con lo que sea, por si podemos agilizar algo.

Eladio L. García de la Morena dijo...

Hola de nuevo, hoy me di una vuelta por el embalse y seguía el milano marcado por la zona. Además, quedaba una grulla en la isla (que levantó vuelo a media mañana) y también una garceta grande.

Eladio L. García de la Morena dijo...

Hola de nuevo, respecto al milano real, me comentan que es un ave que se capturó en Barajas y fue liberado en El Escorial en Julio. De momento no tengo más detalles, pero, si fue por algún problema de saludo, parece que se ha recuperado. Informaré si consigo algún detalle más.
Saludos

ANAPRI dijo...

Muchas gracias Eladio por toda esa info.

rapaz salvaje dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafa Ruiz dijo...

Gracias por la información. El pasado Domingo fotografié el Milano y me intrigaba saber algo de él. Por cierto que estaba en la otra orilla del pantano, y me tuvo desconcertado hasta conseguí ver que las manchas amarillas eran marcas en ambas alas.