sábado, 13 de enero de 2018

Cigüeñas suecas

En esta temporada de lecturas de anillas en el vertedero de Colmenar Viejo (Madrid), por primera vez, hemos leído anillas de cigüeñas suecas, concretamente dos individuos diferentes.


La SVS 2176 Amarillo/Naranja/Verde, fue anillada el 16/06/2016 en SWEDEN, SKÅNE, ÖNNEKÖP, STÄNKELÖSA y en su historial hay un control en  FRANCE, MOSELLE, THIONVILLE, GARCHE [882 km / 219°] el 10 de Abril de 2017 y 3 observaciones propias en SPAIN, MADRID, COLMENAR VIEJO, VERTEDERO [2119 km / 225°] en las fechas 4, 12 y 27 de diciembre de 2017.
 


La SVS 2439 Azul claro/Rojo/Verde claro, fue anillada el 26/06/2017 en SWEDEN, SKÅNE, VEBERÖD, VOMBS ÄNGAR y en su historial hay un control el 19/11/2017 en el vertedero de Pinto (Madrid) y uno propio el 27/12/2017 en el vertedero de Colmenar Viejo (Madrid)



Como nos ha parecido curioso el dato, nos hemos puesto a investigar sobre la población de la especie en Suecia. Remontándonos a los comienzos del siglo XX, los primeros datos que tenemos son de unas 34 parejas en el año 1917. Entre 1927 y 1941, las parejas reproductoras oscilaron entre 8 y 13. Finalmente en 1954 se produjo la última tentativa de reproducción de una pareja que fracasó. Desde 1955 y hasta 1988 se observaron cigüeñas todos los años pero no hubo ninguna tentativa de reproducción.

El declive se debió a los cambios en el hábitat (desecación de pantanos, transformación de prados en zonas agrícolas, etc.)


Desde 1989 se lleva a cabo un programa de reintroducción, con el objetivo de lograr una población de 150 parejas reproductoras. Además de la restauración de zonas acuáticas, la Sociedad Sueca para la Conservación de la Naturaleza (SSNC) y la Scanian Ornithological society (SKOF) comenzaron el programa de cría en cautividad. En el sur de Suecia, en Scania, zona de reproducción histórica de la especie, se fabricaron varias “pajareras” y año tras año, se han ido liberando pollos nacidos en los recintos. La tendencia filopátrica de las cigüeñas (tendencia a regresar a reproducirse cerca del lugar de nacimiento), ha hecho que en el año 2011 se hayan formado más de 30 parejas en libertad en diferentes colonias y vuelen más de 50 pollos. Otros tantos fueron liberados de la cría en cautividad.


 
En Suecia, la cigüeña realiza migraciones hacia el Sur, pero su situación geográfica hace que su migración sea flexible, pudiéndose desplazar por una ruta al Oeste y otra al Este. El comportamiento migratorio depende de varios factores como interacciones sociales con otras cigüeñas, geografía, topografía, climatología y genética.
Para seguir estas migraciones, se marcaron a dos juveniles con GPS y se pudieron ver las rutas y lugares de invernada. Una por la ruta Oeste y otra por la Este, como se puede ver en ambos mapas.


En contraste con la antigua población que migraba por la ruta del Este, se ha constatado que un buen número de  individuos migran por el Oeste

miércoles, 10 de enero de 2018

Proyecto grajillas (Corvus monedula)

Hace unos años, concretamente en 2014, nuestro compañero Roberto comenzó un proyecto de marcaje con anillas de pvc de lectura a distancia, para conocer más acerca de diferentes aspectos de la vida de las grajillas (Corvus monedula).

El marcaje, para reducir esfuerzos, sería a través de anillamiento de pollos en nido, para lo cual, identificó una pequeña colonia de cría en El Molar, pequeño pueblo madrileño atravesado por la autovía de Burgos, lo que permitía un acceso más o menos rápido desde su lugar de residencia.


Para fomentar la reproducción, también colocó varias cajas nido adecuadas, lo que sin duda ha favorecido a la especie. Aunque el esfuerzo ha sido desigual en los tres primeros años de proyecto con 7, 22 y 3 pollos anillados en los años 2014, 2015 y 2016, la aceptación de las cajas nido, ha sido fundamental para conseguir anillar un total de 58 pollos en la pasada temporada de cría de 2017.


Los primeros resultados comenzaron en el año 2016, cuando se produjo la lectura del individuo marcado con el código 001en el vertedero de Colmenar Viejo (Madrid) a poco menos de 20Km de su lugar de nacimiento y a una edad de poco más de dos años. Se vió  los días 13 y 15 de agosto del mencionado año.


Los siguientes controles se produjeron el 12 de diciembre de 2017, también en el vertedero de Colmenar Viejo. En este caso, un servidor, consiguió leer las anillas de dos jóvenes del año, la 050 y la 088. Tengo que decir que habitualmente en el vertedero hay más de 200 grajillas cada día y aunque son las primeras que consigo ver anilladas, no desespero y siempre hago un esfuerzo en localizar alguna, pero seguro que aquí no están. ¿Donde estarán?, esas son algunas de las preguntas que intentamos resolver.


La afición de leer anillas es algo fundamental para que estos proyectos den resultados, así que desde aquí animamos a todo el mundo a hacer ese esfuerzo. Ya sabéis, si véis grajillas, a mirar sus patitas.

viernes, 5 de enero de 2018

Reflejos

Aquí va una entradita dedicada a los reflejos que en ocasiones dejan las aves o los paisajes al estar cerca del agua.

Andarríos chico (Actitis hypoleucos)

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)

Bisbita pratense (Anthus pratensis)

Andarríos grande (Tringa totanus)


Todas las fotos han sido hechas en nuestras salidas por el embalse de Santillana, en Manzanares el Real, Madrid.

martes, 2 de enero de 2018

Chorlitejo grande en el embalse de Santillana.

En nuestra última salida de 2017, concretamente el día 30, al finalizar la jornada, nos topábamos con un chorlitejo grande en la orilla del embalse de Santillana.
Esta limícola de pequeño tamaño, aunque de aspecto robusto, se caracteriza por poseer una voluminosa cabeza rematada por un pico bastante corto, aspecto que ayuda a diferenciarla del chorlitejo chico. Las patas naranjas también son una de las características que los separan.


Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)
De las tres especies de chorlitejos habituales en nuestro territorio (chico, patinegro y grande), es la única que no se reproduce aquí. La especie se distribuye como reproductora por altas latitudes del hemisferio norte, desde Norteamérica hasta Siberia. En Europa se localiza en las islas Británicas, el norte de Francia, Islandia, Escandinavia y las regiones bálticas.

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)
Se trata de una especie migradora, que llega en invierno a España procedente de la Europa atlántica y Groenlandia. Los desplazamientos migratorios suelen realizarse por la costa, aunque también se han observado aves en localidades propicias del interior. Las principales concentraciones de la especie tienen lugar en las marismas del Guadalquivir y en los humedales de la bahía de Cádiz. El paso prenupcial se verifica entre abril y mayo, mientras que el posnupcial tiene lugar entre agosto y octubre, tanto en las costas atlánticas como en las mediterráneas.

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)
En Europa, la población reproductora de la especie se ha cifrado en más de 120.000 parejas. Por lo que respecta a la invernada, se estima que en las regiones suroccidentales del continente se instalan unos 5.200 individuos, de los que 2.600 se cree que invernan en España, sobre todo en Andalucía y, en menor grado, a lo largo de las costas de Galicia. Tanto en Europa —incluidas las costas españolas— como en el norte de África se ha observado en los últimos años una tendencia positiva de la población invernante.

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)
Revisados los anuarios ornitológicos de Madrid, que se llevan publicando por el grupo Seo Montícola, desde el año 1996 y hasta el 2010, no he encontrado ninguna cita de diciembre, lo que podría hacer que fuera la primera vez que se registra la invernada de la especie en la Comunidad de Madrid. En el año 2006, se pasó su estatus de en paso muy escaso a en paso escaso debido al acúmulo de citas que evidenciaban un paso prenupcial y postnupcial escaso pero regular.
Habrá que ver si continua el resto del invierno o si por el contrario ha sido una cita de paso muy tardío.

*Parte de la información sacada de la enciclopedia online de Seo/Birdlife "Aves de la A a la Z"




jueves, 28 de diciembre de 2017

Gaviota cana (Larus canus) en el VRSU de Colmenar Viejo

La última de nuestras jornadas de 2017 de lecturas de anillas en el vertedero de Colmenar Viejo (Madrid), nos ha deparado otra grata sorpresa. Papá Noel nos ha traído un primer invierno de gaviota cana (Larus canus), además de una cantidad exagerada de residuos de estas fiestas de derroche incontrolado (esto es otro tema...)

Gaviota cana (Larus canus)
Como especie reproductora, presenta una amplia distribución boreal, encontrándose repartida por Europa y Asia. Común en el norte de Europa, al llegar el invierno migra hacia el sur, con algunas aves que llegan al mediterráneo y al norte de África. Las recuperaciones de aves anilladas en España proceden de Alemania, Suecia y Noruega.
En España está considerada como un invernante regular, aunque en número escaso. Sus mayores efectivos se localizan en las costas cántabro-atlánticas, haciéndose un ave menos frecuente cuanto más se avanza hacia el sur. Resulta muy escasa en Andalucía occidental y en el Mediterráneo. También aparece, aunque de forma escasa, en el interior, especialmente durante las olas de frío.

Gaviota cana (Larus canus) y gaviota reidora (Larus ridibundus)
Es una gaviota de mediano tamaño, intermedio entre el de las más comunes gaviotas reidora y patiamarilla o sombría. Llama la atención su cabeza redondeada. Aquí se puede comparar los tamaños y el aspecto con un adulto de gaviota reidora (arriba) y un primer año de gaviota sombría (abajo).

Gaviota cana (Larus canus) y juvenil de gaviota sombría (Larus fuscus)
La gaviota cana de primer invierno tiene la cabeza y el cuerpo igual que un adulto en ésta época, pero con alas y cola conservando el plumaje juvenil (plumas marrones en alas y franja negra en cola, ausente en adulto). Patas y pico pálidos, con la punta de este último oscura.

Gaviota cana (Larus canus) en vuelo
Aunque su alimentación son invertebrados acuáticos, lombrices y peces, en invierno se puede alimentar de restos orgánicos en los vertederos.

Gaviota cana (Larus canus)
A la hora de buscar el alimento, se comporta de manera algo diferente a las demás gaviotas, con movimientos rápidos y nerviosos, acosando con frecuencia a las gaviotas reidoras de su alrededor.

Gaviota cana (Larus canus)
*Parte de la información extraída de la enciclopedia online de Seo/Birdlife "Aves de la A a la Z"

viernes, 22 de diciembre de 2017

Carroñada.

En una de nuestras últimas salidas al campito, mientras disfrutábamos de pajarillos varios y observábamos con pesadumbre que los arroyos siguen sin llevar agua, a lo lejos, en el cielo, divisamos una columna de buitres que iba descendiendo, síntoma inequívoco de que había algún cadáver. Raudos cogimos el vehículo y nos acercamos al lugar. Al llegar, el festín estaba servido. Unos 50 buitres leonados y un par de buitres negros se arremolinaban en torno a una cabra muerta.

Buitres leonados y negro
Los sonidos amenazantes y las peleas son constantes, de ello depende conseguir algo de la escasa comida a repartir.

Carroñada
Los aproximadamente cuarenta kilos que puede pesar una cabra no les duró ni media hora, momento en el que algunos de los buitres ya se retiraban.

Buitres leonados(Gyps fulvus)
La llegada de uno de los mastines de la finca, animó a que los menos valientes fueran despegando.

Perro Mastín
Solo los más hambrientos aguantaron un poco más, pero enseguida salieron volando posándose en las cercanías, para sin duda, volver a la carroña cuando el peligro se alejara.

Carroñada

Después del paso del mastín, llegó el momento esperado por las urracas. Si bien, son las primeras en percatarse de la presencia de los cadáveres, necesitan de la llegada de los buitres, para al final poder aprovechar los pequeños trozos que quedan esparcidos por el suelo o para "arrebañar" las escasas briznas de carne que quedan pegadas a la piel o a los huesos del animal muerto.

Urracas (Pica pica)

martes, 19 de diciembre de 2017

La importancia del agua.

El otro día, a la que salía de la finca de producción ecológica "La Suerte Ampanera", y mientras esperaba a que se cerrase la puerta, sucedió algo muy interesante. En un pequeño charquito que se hizo en el hueco de una roca, vi por el rabillo del ojo, como un mirlo se acercaba, bebía y se alejaba. No tardó mucho en que se acercaran también a beber unos cuantos rabilargos.

Rabilargo (Cyanopica cyana)
A escasos 10m, con la ventanilla bajada y con la cámara en mano, iban acercándose poco a poco a beber, más o menos confiados, por lo que les pude ir fotografiando. Llevamos un otoño de los más secos de los últimos años, quizás por eso, estos pequeños reductos con agua son un gran atrayente para la supervivencia de un montón de aves.

Rabilargo (Cyanopica cyana)
Al rato, un zorzal charlo se acerca también al lugar, y yo desde mi improvisado aguardo, sigo disfrutando y haciendo fotos a placer.

Zorzal charlo (Turdus viscivorus)
Nada más irse, en un enebro cercano, observo la presencia de un picogordo. Quizás un poco extrañado por la presencia de mi furgo, se queda unos momentos dubitativo, pero la sed no hace que se lo piense demasiado y también baja a beber.

Picogordo (Coccothraustes coccothraustes)

Picogordo (Coccothraustes coccothraustes)
Para terminar, un macho de pinzón vulgar, también decide visitar el efímero bebedero y proporcionarme una nueva alegría al poder observar otra especie más a una distancia mínima.

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)
Todo esto en no más de 10 minutos. Alucinante.

domingo, 17 de diciembre de 2017

Gaviota cáspica (Larus cachinnans)

El pasado 24 de noviembre, en una de nuestras jornadas de lecturas de anillas de cigüeñas en el vertedero de Colmenar Viejo (Madrid), donde también dedicamos algún tiempo a la lectura de anillas de buitres y gaviotas, localizamos la siguiente "rareza". De primeras, como poco experto en gaviotas, lo que me llamó la atención fue la cara tan blanca en un individuo de primer año. Pero la suerte hizo que estuviera anillada y la sorpresa fue cuando tramité la anilla y recibí la respuesta de que se trataba de una gaviota cáspica (Larus cachinnans).
Este taxón se separó hace no muchos años del grupo de gaviotas donde estaba englobado y que agrupaba a las subespecies L. cachinnans michahellis del mediterráneo, nuestra actual gaviota patiamarilla, L cachinnans cachinnans del este de Europa y actual gaviota cáspica, L cachinnans mongólicus de Asia Central y L. cachinnans atlantis de las Azores.

Gaviota cáspica (Larus cachinnans)
La gaviota cáspica se distribuye por el Este de Europa, Oriente Medio, Noreste de África y Centro de Asia. Como residente en el entorno de los mares Caspio y Negro (Turkmenistán, Kazakhstán, Rusia, Ucrania, Moldavia, Rumanía y Serbia con colonias reproductoras también en Hungría, Polonia y Alemania. Migra para invernar tanto al Oeste de Europa (Alemania,Paises Bajos, Francia y Reino Unido) como al sur alcanzando los paises bañados por el mar Rojo y los Golfos Pérsico, de Omán y Aden.
En España es considerada rareza nacional al estar fuera de su rango de distribución, aunque todos los inviernos se ven algunas, principalmente en la cornisa cantábrica y Galicia.

Gaviota cáspica (Larus cachinnans)
Si bien puede ser complicada su identificación, al menos, se cuenta con una serie de rasgos que pueden describir a los ejemplares más genuinos; pues la cosa se complica con la procedencia de aves nacidas en colonias mixtas donde se ha comprobado la hibridación tanto con gaviota argéntea Larus argentatus como con gaviota patiamarilla Larus michahellis, especies por otro lado muy similares entre sí en lo que respecta a las aves de primer y segundo año.
Aún así, hay algunos rasgos que pueden ayudar a identificarla, como son estructura panzuda, con cabeza pequeña y patilarga; pico extremadamente rectílineo y largo con gonys poco aparente; tarsos muy largos de color chicle pálido.
Aunque la teoría parece fácil, no hay nada como que algún "gaviotero" te la identifique. En esta ocasión contamos con la ayuda inextimable de  Antonio Gutiérrez.
En cuanto al historial de la gaviota, fue anillada en Hiddensee (Alemania) el 03/06/2017; fue vista el 09/09/2017 y el 14/10/2017 en Cotesbach, Leicester, Reino Unido; en Colmenar Viejo el 24/11/2017 y siguió viaje hacia el sur, viéndose en Estepona (Málaga) el 07/12/2017.

 

jueves, 14 de diciembre de 2017

Cabra montés

El pasado puente realizamos nuestra salida anual en busca de las cabras monteses. En esta ocasión utilizamos un camino alternativo para llegar donde siempre vamos.

Cabra montés (Capra pyrenaica)
Caminamos en constante pendiente suave, y en los pequeños bosquetes de pino que atravesamos, disfrutamos de reyezuelo sencillo, reyezuelo listado, carbonero garrapinos y herrerillo capuchino. Algún escribano montesino se nos cruzó en el camino y escuchamos el agudo reclamo del acentor.

Cabra montés (Capra pyrenaica)
Al llegar a nuestro destino, un grupo de cabras pastan tranquilamente ajenos a nuestra presencia. Primero un grupito de un macho con 6-7 hembras y algún cabritillo. Después se unen dos hembras más, con otro macho. Entre ambos se vigilan, pero no llega a ocurrir el ansiado chocar de cuernos y cada uno sigue a lo suyo.

Cabra montés (Capra pyrenaica)
En esta ocasión, nos sorprende lo confiadas que se muestran, quedándose a escasos 50m. El rebaño se desplaza por las rocas buscando alimento y comiéndo de todo, incluidas las pinchudas hojas de los enebros.

Cabra montés (Capra pyrenaica)
 La imponente estampa de un macho con sus cuernos recortados con el cielo plomizo nos depara una buena instantanea a contraluz.

Cabra montés (Capra pyrenaica)
Mientras, una joven cabrita curiosa, nos vigila desde detrás de las rocas.

Cabra montés (Capra pyrenaica)

martes, 12 de diciembre de 2017

¿Donde está Wally?

Emulando aquella serie de libros creada por el británico Martin Handford en 1987, en la que en sus páginas ilustradas había que encontrar a wally en escenas, con decenas de detalles que despistaban al lector, he decidido hacer una entrada a su estilo. En aquellos libros Wally siempre lleva jersey de rayas horizontales rojo y blanco, gafas, pantalón vaquero y un gorro de lana, también de rayas.


Algo parecido se me ocurrió al mirar las miles de gaviotas del vertedero de Colmenar. Entre tonalidades grises, negras y blancas, encontrar alguna rareza o gaviota diferente no es sencillo. Para el ojo un poco más entrenado, quizás el juego no tenga mucho entretenimiento. Sin embargo, para el que quiera jugar, recomiendo que se paren un momento a observar estas dos primeras fotos, a ver si descubrís la gaviota diferente.


Voy a estirar el cuello. Quizás desde aquí arriba se vea mejor. Hey, al cerrar el plano, me parece ver algo.


 
Efectivamente ahí está. Entre la maraña de gaviotas sombrías, con el manto gris oscuro, casi negro, destaca una gaviota con el manto gris claro. Con ese colorido sólo podría ser una gaviota patiamarilla o argentea adultas. Como las patas no se aprecian bien, amarillas en la patiamarilla y rosas en las argenteas, nos fijamos en el listado de la nuca y el cuello, blanco en la adulta de patiamarilla, lo que nos lleva inequívocamente a un adulto de gaviota argentea.